Antecedentes
Política de Calidad
Política de Seguridad
Política Ambiental
Antecedentes
Hace algo más de diez años, Radiotrónica de Argentina implementó un Sistema de Gestión de la Calidad en base a los requisitos de la norma ISO 9001. El TÜV Rheinland certificó tal sistema, cuyo alcance, en aquel momento, se limitaba a lo que es hoy la unidad de negocios Telecomunicaciones.

Con el tiempo, el sistema se fue fortaleciendo; se incorporó la unidad de negocios Energía. El Instituto Argentino de Normalización y Certificación, IRAM, fue la nueva institución elegida para certificar la vigencia del sistema de gestión de la calidad.

En 2004, la unidad de negocios Petróleo y Gas implementó un sistema de gestión de la calidad siguiendo los lineamientos de la misma norma y un sistema de gestión de la Seguridad y Salud Ocupacional, de acuerdo a lo indicado en la especificación OHSAS 18001. Repsol YPF verificó, en sucesivas auditorías, el desarrollo y la vigencia de ambos sistemas.

Si bien nuestros clientes siempre han visto con satisfacción la implementación de los sistemas de gestión, su adopción tiene su origen en una decisión estratégica de la dirección de la empresa. Teniendo como propósito la mejora en la satisfacción del cliente, el enfoque siempre ha sido puesto en la utilización de los sistemas de gestión como herramientas para aumentar la eficacia y la eficiencia de los distintos procesos que desarrolla la organización.

La estructura y las características de los sistemas están en permanente revisión para asegurarnos que son totalmente adecuados a la cultura de nuestra compañía y a su propio estilo. En este aspecto, nuestro mayor orgullo no es contar con sistemas de gestión, sino haberlos diseñado y operarlos de una manera única y singular, como única y singular es cada organización empresaria.

De esta forma, hemos logrado la identificación y con sustanciación de nuestro personal con sistemas de gestión de los que se siente "dueño", no sólo por haber contribuido a su desarrollo e implementación, sino por aportar continuamente ideas para su mejora y crecimiento.

Adicionalmente, los objetivos y metas que la dirección establece para los diferentes procesos permite a nuestra gente estar imbuida de cuál debe ser, en cada momento, su aporte concreto para el logro de los objetivos generales de la organización.

El seguimiento de la percepción del cliente sobre la calidad de nuestros trabajos y nuestro servicio es una fuente constante de ideas para hacer realidad la mejora continua, que además de ser un requisito de la norma ISO 9001, es el norte que orienta nuestro accionar empresario.